La amaxofobia o miedo a conducir es un sentimiento que mucha gente tiene antes, durante e incluso después de tener que coger un vehículo. Las causas de este miedo a conducir o amaxofobia son muy variopintas aunque es cierto que aunque se sienta sufrimiento por el hecho de tener que conducir en un gran tanto por ciento este sentimiento se puede controlar e incluso hacer desaparecer sobre todo con ayuda de profesionales y de la autoescuela de confianza.

Alguna de las causas mas comunes son el estrés postraumático por consecuencia de un percance o accidente que hayamos sufrido o visto o que haya podido sufrir un conocido o familiar y que nos haya afectado de tal manera que nos imposibilita la normal conducción.

La confianza esa muy importante para hacer desaparecer la amaxofobia por esta razón el dejar mucho tiempo entre practica y practica es un inconveniente para poder afrontar el miedo a conducir.

En definitiva coger el volante con estrés o ansiedad o con problemas de autoestima puede producir un desencadenante directo con la propia acción de conducir.

Aprendizaje precario sin ser directamente realizado por profesionales puede que nos lleve a miedos que no teníamos anteriormente además el estado de animo afecta de forma concreta en nuestra forma de conducir por esa razón los problemas de fuera no deben entrar dentro del vehículo.

Este miedo a conducir añadido con la inseguridad que nos aporta y el poder tener un percance o situación adversa desencadena en nosotros un sentimiento de rechazo que puede que se termine en convertir en una fobia concreta hacia los vehículos y su conducción.

La autoescuela te explica la pérdida de puntos al volante.

Los síntomas de la amaxofobia o los miedos a conducir pueden ser muy variados según lo dramático de cada situación y persona por esta misma razón cada nuevo conductor es un mundo diferente y por esta misma razón cada solución es diferente también .

Entre los niveles de amaxofobia o miedo a conducir podemos valorarlos en dos niveles claros, uno sería el miedo que paraliza y que impide a la persona a conducir incluso teniendo ya el permiso de conducir en su poder. El otro nivel de amaxofobia es el que sin llegar a paralizar al conductor este si sufre de tensión y nervios a la hora de conducir o cuando va a realizar algún tipo de maniobra en particular.

Los síntomas comunes en la amaxofobia o miedo a conducir.

 

La ansiedad antes de conducir en la que el sufrimiento se produce horas o días antes de tener que efectuar las practicas, tener palpitaciones y sudoraciones, taquicardias y respiración irregular o acelerada, temblores sobretodo en extremidades, malestar y dolores musculares, vértigos o agarrotamiento muscular son muchos de los síntomas del miedo a conducir.