• Cuidado con el aquaplanning. El aquaplaning se produce cuando el neumático no es capaz de evacuar el agua que se acumula delante de él al girar. Aproximadamente los neumáticos deben evacuar entre 5 y 10 litros de agua por segundo, así que cuando no son capaces de hacerlo, el agua se sitúa bajo el neumático elevándolo, perdiendo el conductor el control del vehículo.

Licencia de circulacion madridPara evitarlo:

 

-Reducir la velocidad para dar tiempo a que el dibujo del neumático canalice el agua hacia los lados del neumático y circunferencialmente.
-Mantener los neumáticos con la presión adecuada (no es recomendable disminuir la presión, disminuye el agarre, aumenta la deriva (movimientos transversales) y aumenta la probabilidad de aquaplaning).-Mantener los neumáticos con un dibujo adecuado. El mínimo es de 1,6 mm en las ranuras de la banda de rodadura, no obstante, con lluvia intensa, con 2 mm de profundidad, un turismo medio puede sufrir aquaplaning a velocidades en torno a 60 – 70 km/h. Si hay dos neumáticos con mejor dibujo (más nuevos) es primordial que estén situados en el eje trasero. Un trompo es prácticamente imposible de corregir si sorprende al conductor.

-Si hay agua sólo en un lado de la calzada hay que intentar, dentro de lo reglamentario (no invadir el sentido contrario, no circular por el arcén, etc.) que no sólo pasen las ruedas de un lado por la acumulación de agua (grandes charcos).

Para intentar solucionarlo:
-Si el conductor comienza notar aquaplaning (sensación de flotar sobre la superficie del agua) debe dejar de acelerar y no mover el volante (siempre y cuando no haya pérdida de trayectoria inicial). No debe frenar bruscamente para no desplazar el punto de aplicación del peso hacia delante y aumentar la probabilidad de sobreviraje.