Para aumentar la seguridad en vías secundarias debemos ante todo poner todo lo que esta en nuestra mano, en primer lugar es tener bien revisado el coche y cerciorarse de que el vehículo esta en buen estado ya que es fundamental que el coche tenga los neumáticos, frenos y amortiguadores correctamente y que funcionen perfectamente.

Una de las cosas más importantes en las vías secundarias es respetar los límites de velocidad de cada carretera y muy en particular en este tipo de carreteras secundarias que son estrechas y con dos sentidos de vía donde la precaución es muy importante para evitar algún tipo de accidente.

La velocidad permitida en las carreteras secundarias suelen estar limitadas a 100 kilómetros por hora cuando el arcén es de un metro y medio de ancho y 90 kilómetros por hora para el resto de carreteras secundarias y convencionales.

aprender a conducir en madrid

A su vez los adelantamientos en este tipo de vías son mucho más arriesgados que en autovías o autopistas ya que estas carreteras son de doble sentido y para realizar un adelantamiento necesitamos invadir el carril del sentido contrario por lo que en unos momentos utilizaremos el mismo carril tanto para su sentido natural como para el sentido contrario donde el coche esta realizando el adelantamiento.

Para la máxima precaución a la hora de adelantar en vías secundarias debemos realizar el adelantamiento vehículo a vehículo sin realizar adelantamientos múltiples ya que esto aumenta el peligro a la hora de realizar un adelantamiento seguro.