Con el otoño y la cercanía del invierno se empieza a notar el aumento de las precipitaciones y chubascos que nos obligan a conducir en mojado y que varia la forma de conducir y la precaución que debemos tener para conducir de forma segura, de esta manera la autoescuela siempre te enseña y explica las recomendaciones en caso de lluvia durante la condución.

En primer lugar debemos entender que con lluvia siempre perdemos agarre en carretera y a su vez debemos comprender que incluso cuando ha llovido muy poco la carretera se ve afectada por la mezcla de agua y el polvo y suciedad haciendo de esta película que se conforma en la carretera una superficie resbaladiza y compleja cuando conducimos.

Conducir con sentido común es nuestro mayor aliada y no fiarse es esencial para conducir en mojado por esta razón reducir la velocidad nos ayudará a ganar fricción y aumentando la distancia de seguridad será imprescindible para tener el tiempo de reacción suficiente para evitar cualquier percance en el que la carretera mojada nos impida realizarlo con seguridad.

Evitaremos movimientos bruscos con el volante haciendo una condución suave y tranquila para evitar aquaplanning y resbalar por causa del exceso de agua entre la rueda y el asfalto, además evitar la pintura de la carretera es necesario ya que la zona pintada siempre es mucho mas resbaladiza.

La visibilidad es fundamental así que siempre con las luces encendidas así te verán mejor y tu verás mejor a los vehículos clave para la seguridad en carretera.

Los neumáticos son nuestro seguro para conducir en mojado así que siempre debemos tener los neumáticos en condiciones para poder conducir de forma segura en mojado.

De igual manera debemos revisar frenos, iluminación, amortiguadores, todas ellas son esenciales para la estabilidad y la visión a la hora de conducir en mojado así que es primordial saber que puedes contar con todas ellas en caso de lluvia en carretera.