El verano y el calor ya están aquí y debemos recordar de la misma manera que nos preparamos las maletas y los atuendos para pasar las vacaciones, de revisar el vehículo y tener en cuenta diferentes aspectos para conducir en verano hasta los lugares vacacionales y zonas de recreo.

Cada año suceden accidentes o percances por no dar importancia a multitud de aspectos a la hora de conducir en verano y por esa razón la Autoescuela el Portillo en Madrid os ha preparado unos cuantos consejos que serán muy importantes para conducir en verano por las carreteras de la península.

Antes de partir de viaje debemos realizar un pequeño mantenimiento del vehículo con el que vamos a viajar por esta razón debemos revisar los neumáticos ya que estos son la parte física en contacto con la carretera y un fallo en alguna rueda puede ser un problema grave.

La presión de los neumáticos debe ser acorde con la fecha a la que estamos ya que el calor hace variar las presiones de las ruedas así que antes de partir debemos analizar la presión de cada rueda. Además este proceso de revisado de las presiones debe ser constante durante el año para hacer que la vida útil de la rueda se alargue y no tengamos que cambiarlas con tanta brevedad.

Si las ruedas son muy importantes, los frenos no lo son menos. Los frenos son los que producen un descenso en la velocidad por lo que conocer el estado de los frenos nos dirá que tiempo de seguridad tenemos que visualizar para conseguir detener el vehículo. En verano con el calor los frenos se pueden recalentar ya que la propia refrigeración de la frenada se hace complicada si el ambiente exterior es también muy cálido. Un freno muy caliente no realiza correctamente la frenada así que debemos conocer si las pastillas de freno y discos están óptimos para su uso y con mas razón a la hora de conducir en verano.

La otra parte que del vehículo que se puede recalentar es el motor, si tenemos problemas con la refrigeración el motor se caliente y si no conseguimos rebajar la temperatura, el motor podría llegar a romperse. Cuando conducimos en verano debemos tener siempre vigilado el termómetro indicador de la temperatura del motor y si vemos que se ha calentado en exceso debemos parar antes de que se produzca algún problema irreparable.

En verano debemos revisar el vehículo.

Antes de salir de viaje revisa el aire acondicionado ya que es en verano cuando mas posibilidades hay de que este sistema sufra algún problema ya que es cuando mas tiene que trabajar por esta razón es conveniente revisar el aire acondicionado al principio del verano como lo hace la autoescuela con sus vehículos.

Por otro lado debemos siempre conducir con ropa cómoda y confortable usando siempre calzado idóneo para conducir y recordando que debe estar bien sujeto al talón ya que chancletas no se pueden usar a la hora de conducir. El uso de gafas de sol puede ser muy necesario si el sol nos da de cara así que no olvides de coger las gafas de sol sobretodo en viajes largos.

También es muy importante la hidratación cuando vamos a conducir unas cuantas horas por esta razón se aconseja llevar siempre agua para poder rehidratarse cada poco tiempo y así poder conducir en verano de forma segura.

Desde la autoescuela El Portillo en  Madrid os deseamos un feliz viaje y una conducción segura durante todo este verano.