Es bien sabido que la mayoría de los accidentes de deben a fallos humanos por lo que cada día se investiga más para reducir todo lo relacionado con el factor humano a la hora de la conducción y por eso existen ya varios prototipos e inventos que se van a ir imponiendo para la seguridad vial y la seguridad en carretera.

Entre muchos de los nuevos sistemas existen los sistemas de mantenimiento en el carril o LKAS y como su nombre indica son para mantener el vehículo dentro del carril en el que circula. De esta forma el propio volante se ira corrigiendo para que el coche no se salga de la vía, a su vez también corrige las trazadas en carreteras con curvas ligeras manteniendo siempre el coche en el centro del carril.

Se han creado modelos de detención de sueño que analiza el cansancio a la hora de conducir y funciona como un detector de fatiga mediante patrones de conducción que avisan si perciben señales de fatiga y cansancio.

Sistemas de seguridad de velocidad

Aunque ya más conocidos hay muchos modelos de vehículos que vienen con un medidor de alcohol que hace que el coche se bloquee si a la hora de hacer el análisis con el etilómetro nos pasamos del máximo permitido.

Los sistemas ecall es un sistema que ya viene incluido en todos los vehículos del 2018 en la Unión Europea y sirve para que el propio coche llame a emergencias si ha habido un siniestro, la rapidez con la que se produce esta llamada puede salvar vidas y por eso este sistema ya esta dentro de muchos de los vehículos que vemos cada día.
Los asistentes de frenada cuando detecta peatones son sistemas que realizan una parada autónoma si detecta el paso de un peatón evitando así que este sea atropellado y reducir gravemente las colisiones a personas.