A la hora de conducir con el profesor de autoescuela es verdad que al principio el uso de la autopista o autovía puede que cree un poco de miedo por la velocidad que tenemos que coger y por el miedo que puede crear los demás vehículos, pero lo cierto es que estas vías son mucho más seguras y cómodas para la circulación y en muy poco tiempo el alumno se adecua y prefiere el uso de la autopista o autovía antes que una carretera secundaria.

En estas vías solo pueden circular vehículos que superen los 60 km por hora y en ningún caso podrán circular peatones, animales, bicicletas o ciclomotores y claro esta vehículos de movilidad reducida para personas.

Cuando estamos circulando por la autopista y la autovía debemos utilizar el carril situado más a la derecha teniendo la posibilidad de utilizar el resto de los carriles cuando las circunstancias no lo permitan con seguridad y sin entorpecer el tráfico.

Por esta razón el uso de los carriles situados más a la izquierda son específicos para adelantar a vehículos que circulan más lento que nosotros siempre que esto se pueda realizar de forma segura claro esta, ya que esto no puede ser un dogma porque según en que caso el uso de los otros carriles puede ser necesario por ejemplo en caravana o en situaciones en el que existe mucho tráfico y no podemos cambiar de carril constantemente.

Los límites de velocidad en autopistas y autovías no pueden ser sobrepasados por ningún vehículo aunque sea para adelantar a otro vehículo.

Los límites para turismos y motocicletas son 120 km por hora siendo reducido a 100 para autobuses, vehículos mixtos adaptables y vehículos derivados de turismos.

Los camiones, furgones y furgonetas, autocaravanas y vehículos con remolque de hasta 750 kilogramos deben ir a 90 y el resto de vehículos con remolque deben ir 80 kilómetros por hora.

Uno de los problemas más recurrentes en la autopista es que haya un vehículo circulando a 120 km/hora por el carril izquierdo y este no cambie de carril aunque tenga otro vehículo queriendo adelantarle. En este caso es cierto que nadie puede circular a más de 120 km/hora pero también es cierto que el uso de los carriles debe ser siempre en la medida de lo posible el carril derecho por esta razón el correcto uso es ese carril y debemos dejar pasar al otro coche aunque este vaya circulando con una velocidad mayor a la permitida.

Además es muy peligrosos conducir por la izquierda todo el rato ya que esto puede provocar maniobras prohibidas como el adelantamiento por el carril derecho de la autopista y autovía.