Desde hace un tiempo se ha producido una controversia con la capacidad de fumar y conducir, o mejor dicho con si es cierto o no que la DGT ha prohibido fumar mientras estamos conduciendo.

La verdad es que esta creencia es infundada ya que la DGT no prohíbe fumar mientras conducimos sino que lo que si puede ser multado es la conducción distraída o conducir sin prestar realmente atención y si la distracción esta provocada por el hecho de fumar si que puede llevar multa pero no es porque este prohibido el propio hecho de fumar.

Es cierto que si que hay países en los que la prohibición de fumar al volante si que esta vigente y aunque hoy por hoy no lo es en España, es verdad que es posible que se llegue a implementar dentro de la normativa y por lo tanto que cambie la norma en detrimento de los fumadores al volante.

También hay que destacar que desde la Dirección General de Tráfico se añade que las distracciones son uno de los causantes mas graves de accidente y que al fumar tenemos mas problemas de distracción por lo que reconoce que si se fuma mientras conducimos el riesgo de sufrir un percance y por lo tanto se pone en peligro nuestra seguridad vial y la de los demás usuarios de la vía o carretera.

Así de esta manera podemos hablar de que cualquier gesto o movimiento que no reste atención o que nos haga soltar el volante con alguna mano no afectará en el tiempo de reacción y en la rapidez con la que detectemos cualquier peligro o suceso en la carretera.

También hay que destacar que la probabilidad de que fumar termine siendo un acto prohibido es cada vez mayor y en especial cuando haya niños en el coche ya que esto hace que sean fumadores pasivos.