1. Antes de decidirte por una autoescuela, pregunta a familiares, amigos o antiguos alumnos, sobre el trato recibido y el resultado obtenido.

 

  1. Pide información en la autoescuela. La información en la autoescuela sobre la gestión y los horarios de clases teóricas y prácticas y sobre los precios debe ser clara y concreta.

 

  1. Busca la letra pequeña en las ofertas que hacen ciertas autoescuelas. Normalmente en estos casos las prácticas pueden estar limitadas al circuito cerrado; también puede ocurrir que, si no apruebas la teórica en un corto espacio de tiempo, la oferta puede volverse contra ti.

 

  1. Cuidado con las cláusulas abusivas. Lee el contrato con detenimiento antes de firmarlo, tanto las condiciones generales como las particulares, especialmente ofertas y plazos. Estos deben coincidir con la publicidad, la cual debes conservar junto a la copia del contrato.

 

  1. Asegúrate de que los importes y conceptos que te cobran son los especificados en el contrato.

 

  1. Exige justificante de todos los pagos que realices.

 

  1. No te conformes solo con hacer test, las clases teóricas son muy importantes. Exige un profesor que imparta la formación teórica.

 

  1. Durante las clases prácticas, se deben resolver tus dudas. No te conformes con que únicamente te indiquen la ruta a seguir. El profesor debe orientar tu aprendizaje, informarte de tus progresos y corregir tus errores.

 

  1. Todos los profesores de teórica y práctica deben estar reconocidos y autorizados por la JPT.

 

10.     Todas las escuelas de conductores están obligadas a tener hojas de reclamaciones. Si es necesario, exígelas.

Los folletos publicitarios de las autoescuelas son contractuales y el alumno puede exigir las condiciones ofertadas y, si considera que éstas no se ajustan a lo anunciado, ponerlo directamente en conocimiento de los servicios de consumo de su comunidad autónoma, o bien dar parte a cualquier asociación de consumidores.

Hay que tener un cuidado especial con las ofertas que aparecen en Internet, y recomendamos a los potenciales alumnos que se personen directamente en la autoescuela y que comprueben si, efectivamente, lo ofertado se ajusta a la realidad

La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) considera que la publicidad engañosa pone en peligro la credibilidad de todo el sector, y se ve en la obligación de salir en defensa de los buenos profesionales, por lo que adoptará las medidas necesarias, incluidas la interposición de acciones legales que procedan, en defensa del consumidor y también de la seguridad vial, al verse mermada sensiblemente la calidad de la enseñanza con este tipo de ofertas

La publicidad engañosa de algunas autoescuelas se basa, fundamentalmente, en la utilización de las ofertas como cebo, con una serie de conceptos que luego se multiplican de tal manera que el precio final de la obtención del permiso de conducir es superior al ofertado y el alumno se siente estafado. Para evitarlo, la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) recomienda acudir a sus escuelas asociadas.