El miedo a conducir es un problema mucho más común de lo que podamos imaginar y por esa razón elegir una buena autoescuela es fundamental para afrontar tanto el carnet de conducir como el propio miedo a desempeñar esta acción cotidiana del día a día.

La amaxofobia se traduce por sentimiento de ansiedad y nerviosismo a la hora de conducir y es una razón por la que muchos terminan abandonando la actividad ya que les produce demasiada ansiedad el simple hecho de montarse en el coche.

Aún así es cierto que como todas las fobias suele tener solución, en este caso la amaxofobia puede tener diferentes niveles los cuales se pueden superar para poder conducir un vehículo sin tener ansiedad.

Para superar la amaxofobia debemos conocer que esta fobia específica es de carácter situacional y que se puede sufrir antes, durante e incluso después de haber realizado la actividad.

Las causas principales de la amaxofobia pueden ser muy variadas y no tiene porque estar relacionada con un trauma anterior con un coche o similar, hay gente que se pone muy nerviosa por no conocer lo que van a realizar los demás conductores y el simple hecho de la incertidumbre que la carretera puede acarrear.

Conducir es posible con nuestra ayuda.

Todas estas incógnitas afectan a la persona que sufre de amaxofobia y es en la autoescuela uno de los mejores lugares para poder avanzar sobre la fobia que no nos deja conducir.

 

El perfil de personas que pueden sufrir de amaxofobia puede ser muy amplio aunque es cierto que suele haber una proporción mayor de mujeres mayores de 40 años aunque también es cierto que los hombres suelen ocultar esta ansiedad.

 

Se puede superar la amaxofobia y es por esta razón que trabajando el plano psicológico y aportando prácticas que refuercen nuestros conocimientos, al final se puede superar y se supera la amaxofobia.