Aunque al principio parezca que es muy complicado la circulación por autovías y autopistas, es cierto que en nada que cogemos un poco de práctica y perdemos el respeto inicial a la circulación, este tipo de carreteras es una de las más sencillas y en las que antes iremos relajados conduciendo.