El uso de la autovía o autopista con una velocidad muy reducida o anormal para la vía es una parte fundamental para usar la autopista y autovía correctamente y así no entorpecer el uso de la vía a otros usuarios de forma segura y sin poner en peligro a nadie.

La velocidad mínima a la hora de circular por las autopistas y autovías es de 60 kilómetros por hora y aunque hay vehículos que pueden circular por debajo de esta velocidad como en casos de transportes especiales, es verdad que la velocidad aconsejable es siempre de 60 kilómetros para estas vías.

Autoescuela en Embajadores madrid y aprueba el carnet de conducir

Cuando un vehículo no es capaz de alcanzar esta velocidad mínima exigida deberá en todos los casos poner las luces de emergencia para advertir a los demás usuarios de la vía y salir de esta vía en la primera salida posible para así liberar la autopista y autovía y prevenir de cualquier accidente que podamos provocar con este problema de velocidad.

En caso de tener que frenar o detener el vehículo en una autovía o autopista debemos señalizarlo con las luces de frenado y moviendo el brazo de arriba a abajo para señalizar la intención de frenar la marcha. Si la detección es total usaremos las luces de emergencia para señalizarlo.

La marcha atrás no se puede realizar en la autovía y autopista, el cambio de sentido o penetrar en la mediana esta prohibido salvo casos especiales.

En todo caso debemos siempre tener en cuenta que esta vía es de circulación rápida y que los vehículos circulan a este tipo de velocidades así que debemos tener la máxima precaución ya que a estas velocidades el tiempo de reacción es mucho mayor y los accidentes a velocidades grandes siempre son mucho más peligrosos y dramáticos por eso el uso de estas vías debe ser con la mayor seguridad posible.